Parece que lo más complicado para llevar a cabo un negocio es tener una idea innovadora, pero no es así. Hoy en día existe muchas dificultades para convencer al inversor que necesitamos para que nuestra idea siga adelante.

Para ello, es necesario valorar nuestra idea de negocio. Lo primero que tenemos que elaborar es un buen plan de negocio y un plan de viabilidad. Saber que estas dos herramientas son fundamentales.

Es imprescindible tener los puntos claros, es decir, haber analizado las inversiones que se van a realizar y qué rendimientos o rentabilidad vamos a generar con ellas.

Una vez hecho esto, podemos convencer al inversor. Es más debemos responder bien a esta serie de preguntas que escribimos a continuación:

  1. ¿Cuál es el problema que resuelve tu tecnología, producto o servicio?
  2. ¿Cómo se resuelve ese problema sin tu producto?
  3. ¿Por qué merece la pena solventar ese problema con tu servicio?
  4. ¿Qué hace tu producto?
  5. ¿Cuáles son las principales características y beneficios de tu servicio?
  6. ¿Cómo está protegido tu producto?
  7. ¿Cuáles son tus principales competidores?
  8. ¿Cuáles son los criterios de compra de los clientes?
  9. ¿Cómo se compara con la solución de tus competidores?
  10. ¿Cuál es tu mercado objetivo?
  11. ¿Cuál es su tamaño?
  12. ¿Cuál es el crecimiento esperado de tu mercado?
  13. ¿Cuáles son los segmentos del mercado objetivo?
  14. ¿Quién paga el producto y por qué?
  15. Quiénes son los clientes actuales y cuál es el canal de venta?
  16. ¿Cuál es la estrategia y plan de expansión por segmento de cliente?
  17. ¿Cuál es tu estrategia y plan de expansión geográfica?
  18. ¿Quiénes son los fundadores?
  19. ¿Quién más forma parte del management?
  20. ¿Quiénes son tus asesores y socios actuales?
  21. ¿Cuáles son los hitos más importantes conseguidos hasta la fecha?
  22. ¿Cuál es el estado actual de tu empresa y de tu producto o servicio?
  23. ¿Cuál sería el roadmap de la empresa tras la inversión?
  24. ¿Cuál es la estructura actual del accionariado?
  25. ¿Cuál es tu plantilla actual y tus previsiones de contratación?
  26. ¿Cuál es la nacionalidad de la empresa y su estructura legal?
  27. ¿Cuál es el modelo de ingresos?
  28. ¿Cuáles son los costes asociados y las necesidades de inversión?
  29. ¿Cómo y cuándo se consigue el punto de equilibrio de la compañía?
  30. ¿Cuáles son las posibles salidas para el inversor?
  31. ¿Quiénes son los compradores estratégicos para una posible venta de la empresa?
  32. ¿Cuáles han sido las ventas de firmas comparables a la tuya y a qué precios?
  33. ¿Cuál es la hoja de ruta de financiación de la empresa?
  34. ¿Cuál es el método utilizado para valorar la firma?
  35. ¿A qué se va a destinar cada partida de inversión?

Si quieres que te asesoremos para realizar dichos planes, pídanos presupuesto sin compromiso. Estaremos siempre a su entera disposición.

Si te gusta, compartelo....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn