asesoria autonomoEl régimen de estimación directa se atribuye al impuesto de la renta de personas físicas. Para que un autónomo ejerza una actividad y quiera contribuir con este tipo de régimen, debe cumplir con las siguientes características:

  • Cuando el volumen de operaciones sea inferior a 600.000€ y que no esté en estimación objetiva( por módulos).
  • Que no haya renunciado anteriormente a este sistema.

No se podrán beneficiar de este sistema, aquellos contribuyentes que realicen una actividad distinta al regimen de estimación directa.

La base imponible del impuesto se calculará igual que la estimación directa pero deduciendo aquellos gastos computables a la actividad profesional. En especial, hay una deducibilidad con las amortizaciones de manera íntegra:

  • Se emplea una tabla de amortizaciones simplificada.
  • Las armotizaciones se ponen en marcha de una manera lineal.
  • Se emplea las reglas de amortizacion para las compañias de reducida dimensión que tributan por el Impuesto de Sociedades.
  • Existe la posibilidad de deducir gastos de díficil justificación, pero eso si, hasta un 5% del rendimiento neto.

Este régimen de estimacion directa lleva consigo la realización de pagos fraccionado durante el ejercicio fiscal. Son cuatro pagos, que deberán realizarse en los meses de abril, julio, octubre y enero del siguiente año( similar a la liquidación del IVA trimestral).

Los contribuyentes que estén afectos a este regimen de estimación directa deberán presentar los siguientes libros de forma obligatoria:

  1. Libro de registro de ingresos y gastos.
  2. Libro de bienes de inversión.
  3. Libro de provisiones y Suplidos.

En cambio, los empresarios estarán obligados a presentar los siguientes libros:

  1. Libro de registro de Ventas e Ingresos.
  2. Libro de compras y gastos.
  3. Libro de bienes de inversión.
  4. Libro registro de IVA.
Si te gusta, compartelo....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn