El impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados ( ITPAJD) es un impuesto que, la gran mayoría de personas no están muy familiarizados, pues es un impuesto espóradico.

Este impuesto grava, entre otras cosas, la transmisión de viviendas y vehículos entre particulares. Al ser así, estamos hablando de cantidades realmente elevadas, con lo cúal, el importe a pagar en este impuesto es muy elevado.

Para aclarar  lo que grava dicho impuesto, os vamos a explicar en qué situaciones es aplicable dicho impuesto:

  1. La primera de ellas son las transmisiones patrimoniales onerosas de bienes y derechos, siempre que estuvieran situados en España o en el extranjero, siendo éste último cuando el obligado al pago tenga su residencia en España.
  2. Las operaciones societarias, siempre que concurran con los siguientes supuestos: que tengan la sede realmente efectiva en España, que tengan en España un domicilio social, o que realicen en España operaciones de su tráfico normal.
  3. Y, por últimos los actos jurídicos documentados que se formalicen en España y , si se han hecho en el extranjero, que surtan efectos jurídicos aquí en España.

Hay que recordar, que este impuesto es transferido a las Comunidades Autónomas por delegación del Estado. Los sujetos pasivos de dicho impuesto deberán presentar los modelos 600, 620 o 630 en la Delegación de la Agencia Estatal de la administración tributaria. Sin embargo, cuando sean por cuestiones relacionadas  por la rehabilitación y transmisión de grandezas y títulos nobiliarios, la declaración deberá presentarse en la Delegación donde tuvo lugar el otorgamiento.

Hay que aclarar también, que el porcentaje a pagar de dicho impuesto, depende de cada Comunidad Autónoma. Los porcentajes más bajos se sitúan en Madrid con un 6% y en Canarias con un 6,5%. En el resto de las Comunidades, se podría llegar a pagar hasta un 10%.

Sin embargo, si la Comunidad no ha establecido ningún porcentaje en relación a este impuesto, se aplicará un 6% a la transmisión de inmuebles, un 4% si son transmisiones de bienes muebles y un 1% si se tratan de constitución de derechos reales de garantía, pensiones, finanzas o cesión de créditos.

Esperamos que este nuevo artículo os aclare las cuestiones poco tratadas en relación a este impuesto.

De toas formas podéis dejar un comentario si tenéis alguna duda al respecto.

Si te gusta, compartelo....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn