Actualmente, la condición principal para que las empresas estén exentas de tributar por el impuesto de sociedades es que no rebasen la cifra de ingresos en más de 50.000 euros anuales.

El 28 de enerode 2015 se publicó el Real Decreto por el que se exlicaba quienes no debían de presenta el impuesto de sociedades y cumplir con las obligaciones formales del mismo.

Entrando más en detalle, explicaremos cúales son las condiciones importantes para no tributar por este impuesto.

  • En primer lugar, las empresas no deben superar la cifra de 50.000 euros anuales durante ele período impositivo, tal y como decíamos anteriormente.
  • En segundo lugar, los ingresos que pertenezcan al concepto de renta no exenta tendrá que estar por debajo del importe de 2000 euros.
  • En tercer lugar, que dichas rentas exentas permanezcan sujetas a retención fiscal.

Esta medida entró en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE y supuso un gran alivio para las pequeñas y medianas empresas cuyos ingresos no superasen la cofra de 50.000 euros.

Anteriormente, la liquidación de dicho impuesto tendría que establecerse para todas aquellas empresas que tuvieran unos ingresos, independientemente del importe generado en el período impositivo.

Esperamos que este nuevo post haya sido de su agrado. Cualquier duda que tenga, pueden rellenar el siguiente formulario.

Estamos a su entera disposición y le atenderemos lo más breve posible.

Si te gusta, compartelo....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn